19 de Abril: Día Mundial de la Bicicleta

Hoy martes 19 de abril se celebra el Día Mundial de la Bicicleta, una celebración que tiene la finalidad de promover el uso de este medio de transporte, destacar sus beneficios para la salud y la movilidad sostenible y llamar la atención sobre los derechos de los ciclistas.

biciletas

Es rápida, barata, responsable con el medio ambiente. La bicicleta es el medio de transporte por excelencia con la llegada del buen tiempo, y la solución para evitar los atascos y las aglomeraciones en el trayecto al trabajo. Por eso, en el Día Mundial de la Bicicleta, uno de los entrenadores personales de Entrenarme, Gabriel Garrido, insiste en aparcar a buen recaudo el coche para poder disfrutar de todos los beneficios que aporta darle al pedal.

 

Ayuda a adelgazar. No es lo mismo perder peso que perder grasa. Cuando una persona quiere adelgazar. Pasear en bicicleta, al ser un deporte aeróbico de baja intensidad, ayuda a perder grasa sin comprometer la masa muscular. Es decir, a bajar de talla de manera saludable. Eso sí, si se quiere incrementar esta intensidad, lo mejor es acudir a una clase de ‘Spinning’ o ciclo indoor.

 

Alivia el estrés. El ejercicio físico no solo influye en la báscula, sino también en el estado anímico, resultando muy beneficioso para aliviar los síntomas de ansiedad o estrés que surgen a lo largo de la semana. De hecho, hay numerosos estudios que relacionan la actividad física con una mejor salud mental.

 

Te vuelve más productiva. Por si fuera poco, el ejercicio también mejora la capacidad cognitiva, que interviene en la memoria y en el proceso de aprendizaje. De esta manera, comenzar el día montando en bicicleta puede ser una forma de entrenar, también, el cerebro.

 

Fortalece las piernas, los glúteos y la espalda. Como explica Garrido, el pedaleo de la bicicleta centra el trabajo en la zona inferior del cuerpo, siendo el ejercicio perfecto para fortalecer las piernas y endurecer los glúteos. Además, añade, una posición correcta sobre la bici ayuda a proteger la espalda, sobre todo la zona lumbar.

 

Fomenta una vida saludable y activa. Aunque ir al gimnasio un par de veces por semana sea una forma de hacer ejercicio de manera regular, muchos expertos recomiendan introducir el ejercicio en la rutina diaria. De esta manera, no solo es más fácil de mantener en el tiempo sino que también combate las consecuencias del sedentarismo.

 

Por otro lado, Garrido sostiene que las mujeres, por razones fisiológicas, utilizan más la grasa como fuente de energía. Por eso, montar en bicicleta todos los días, unido a una alimentación saludable (en calidad y en cantidad), podría ser la clave para llegar al verano con el cuerpo deseado, y sin tener que recurrir a dietas extremas ni largas horas de entrenamiento.