Alejandro Sanz: 20 años de Amiga Mía y Corazón Partío


A veces creo que fui un testigo por casualidad del inicio de la carrera de Alejandro Sanz en la recién iniciada última década del siglo XX. Su llegada a México cual joven tímido en el amanecer de sus veinte primaveras, guitarra en mano y un puñado de melodías con un cargado acento español sorprendía a un país lleno de sus propios ídolos juveniles. Tan generoso es México que le dio cabida a un Sanz que llegaba como cantautor y como un baladista que una voz muy distinta a lo antes llegado de la madre patria. Pronto nuestro país se volvió su país y así inició una complicidad que lo ha llevado por más de 25 años a cosechar éxito tras éxito. México fue su trampolín para el resto de Latinoamérica.

El publico de Alejandro Sanz es en su mayoría femenino, por lo tanto, en cada concierto, el género se une en una sola voz. Todas son una y uno es su cantante. Ellas gritan cada estrofa que el mismo cantante confeccionó con antelación; previo al recital, previo al disco mismo. En un concierto no caben el azar o la improvisación, sus músicos son tan disciplinados como el mismo cantante lo exige. Ahí el sello de la casa deja plasmado cada tema que los asistentes conocen de memoria que hoy en día ya no sorprende tanto al cantante como quizá si lo fue en sus inicios con su “Viviendo deprisa” que fue con el que lo conocimos muchos en esta parte del hemisferio aunque ya tenía un álbum anterior con otro nombre: Alejandro Magno y del cual nunca habla el cantante español. No le gustó.

Los 90s fue la década de grandes consagrados, uno de esos fue Alejandro Sanz. Después de tres discos exitosos, llegó uno que cambiaria para siempre al cantante y a sus seguidores. El disco era “Más”(1997), cada tema gestado con calma, cuidadosamente concebido, llevado a la cuna y que creció de una manera no imaginada. Solo en España vendió seis millones de copias. Algo que hoy en día es impensable por la digitalización de la música, las redes sociales y la piratería que sigue siendo el mal innecesario de nuestros tiempos. “Amiga Mía” se convirtió en el himno de muchas parejas. “Corazón Partio” (tema escrito en México durante una gira de promoción) sería el tema que pondría a “Más” en los cuernos de la luna. Su ritmo es tan pegajoso como algodón de azúcar. Es hasta el día de hoy su tema con más versiones de su carrera. Todo el álbum es magia, letras complicadas pero que con el tiempo todos entendimos. Es un disco para estudiarse.

El festejo por los 20 años de este enigmática producción se dará este 24 de junio en el estadio Vicente Calderón en Madrid, España. Los boletos para el recital fueron agotados en media hora por lo que Sanz, ante la gran demada de entradas, ha optado por la formula con la que todos aquellos que no pudieron adquirir sus entradas lo puedan vivir en directo. Sera a través de streaming. La información está en su página oficial. En el concierto contara con muchos invitados donde se incluye a la italiana Laura Pausini y a l grupo de pop mexicano Jesse & Joy por solo mencionar algunos. Se grabará para después salga como un CD-DVD y hasta un libro también se tiene contemplado.

Veinte años no es nada, dice el tango, pero si son cuatro lustros (desde “Más”) en los cuales Alejandro Sanz nos ha regalado unas letras muy profundas y fusiones musicales magistrales. Recientemente la Academia Latina de la Grabación lo nombró como la Persona del Año 2017 y se le hará un homenaje a su trayectoria en la próxima entrega de los Grammy Latinos.  Lo que se siembra se cosecha y Sanz ha plantadó en muchas vidas su arte, nos ha entregado un sinfín de melodías que las hace parte de nuestra banda sonora. Que privilegio para España tener a Alejandro Sanz y que privilegio para nosotros el poder escuchar su música. Más es más, siempre.

Twitter, Instagram, Snapchat, Periscope: @sabio28