El destructivo Nor’easter que impactará la costa este de EE.UU.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos, un Nor’easter es una tormenta que se desarrolla a lo largo de la costa este del territorio. Pueden ocurrir en cualquier época del año y son altamente peligrosas. El impacto de estos meteoros representa miles de millones de dólares en daños. Algunos de los nor’easters más conocidos a lo largo de la historia es el de “Ash Wednesday” de marzo de 1962, la Blizzard de Nueva Inglaterra de febrero de 1978, la “Superstorm” de marzo de 1993, y las recientes tormentas de nieve de Boston de enero y febrero de 2015.

Ahora, especialistas anuncian que un nuevo fenómeno climático de estas características comienza a cobrar fuerza. Por el momento se sabe que esta tormenta se dirige hacia el Atlántico Medio de la zona noreste de los Estados Unidos.

De acuerdo a los últimos reportes, este nor’easter puede llegar a ocasionar destrucción a su paso, ya que originará vientos huracanados hasta inundaciones costeras. Su nombre se debe a la dirección predominante de los vientos sostenidos asociados a su circulación, del norte al nordeste.

Según las previsiones de los científicos, es probable que esta tormenta sea más perjudicial que el denominado “Ciclón bomba”.  Aquel fenómeno meteorológico, que llegó a registrar más de 80 mph, dejó a su paso un total de 16 muertos y cerca de 30,000 hogares sin luz; se cancelaron más de 3,000 vuelos en los diferentes aeropuertos de la zona; cientos de escuelas tuvieron que cerrar por más de tres días y hasta el Senado tuvo que suspender sus votaciones por el resto de la semana. Los gastos ocasionados por esta tormenta ascendieron a cientos de millones de dólares.

Por lo pronto, el gobierno de los Estados Unidos informó que todas las personas que viven en las zonas de peligro estén al pendiente de los reportes por parte de las autoridades locales, para saber cómo actuar ante lo peligroso de esta tormenta donde el impacto más fuerte se registrará en las siguientes horas.