El primer caso de cáncer avanzado eliminado sin utilizar quimioterapia

La mujer no respondía a los tratamientos convencionales, por lo que decidió someterse a un procedimiento experimental. Los resultados hablan por sí solos.

Hasta ahora, cuando alguien era diagnosticado con esta enfermedad, básicamente tenía tres opciones: tratamiento hormonal, radioterapia, y quimioterapia. El problema es que estos tratamientos son tremendamente agresivos para el cuerpo, y no garantizan en absoluto la curación del cáncer.

Así, mientras están recibiendo el tratamiento, la mayoría de los pacientes sufren efectos secundarios extremadamente desagradables. Es el precio que hay que pagar por tener alguna posibilidad de librarse de esta terrible enfermedad. O, al menos, era el que había que pagar hasta ahora.

Y es que parece que la comunidad científica acaba de dar un paso muy grande a la hora de ganar la batalla contra el cáncer. Este año, una mujer estadounidense de 49 años ha conseguido librarse de un tumor especialmente complicado sin utilizar ninguno de los tres tratamientos convencionales.

Judy Perkins, la paciente, tenía un cáncer de mama que se había extendido a varias zonas del cuerpo, entre ellas el hígado. Normalmente, los tumores de este tipo tienen un pronóstico muy malo; y por eso, la mujer decidió someterse a un tratamiento experimental basado en la inmunoterapia.

El procedimiento fue el siguiente. Tras sacar algunas muestras de los tejidos cancerígenos de Perkins, el equipo médico estudió sus células para ver qué mutaciones estaban provocando los daños en su cuerpo. Más tarde, extrajeron también linfocitos, microorganismos que se encargan de la defensa de nuestro cuerpo ante amenazas.

Tras encontrar los linfocitos que podían combatir más eficazmente contra las células cancerígenas, el equipo comenzó a cultivarlas en el laboratorio. Así, después de unos días Perkins recibió una inyección con 80 mil millones de glóbulos blancos en las zonas afectadas de su cuerpo. Además, se le dio un medicamento que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Tras 42 semanas, los exámenes mostraron que la mujer estaba totalmente libre de cáncer y metástasis. Aunque de momento el tratamiento experimental solo ha sido probado en este caso, la comunidad científica internacional planea comenzar a utilizarlo en más ocasiones hasta comprobar si su efectividad es replicable.

Este tratamiento es tan solo uno más de las nuevas alternativas a la quimioterapia que se están desarrollando en los últimos tiempos. A pesar de que el procedimiento estándar para curar el cáncer es bastante efectivo, también provoca todo tipo de daños en el cuerpo. Por lo tanto, algunos médicos consideran que debería utilizarse tan solo como último recurso.

Sin duda, la medicina moderna es una de las grandes maravillas de nuestro tiempo. Hace tan solo 50 años, una paciente como Perkins no habría podido sobrevivir a su enfermedad. Hoy, sin embargo, esta mujer estadounidense se encuentra en perfecto estado de salud, lista para continuar con su vida normal.

Fuente: Bioguia