Ella fue a un refugio a dejar a un perro – Fue entonces cuando vio ESTO…

Humorista frances


Un humorista francés llamado Rémi Gaillard decidió hacer un corto en el que se observa una situación bastante común: un humano dejando a un animal en un refugio. Claro que este “refugio” es, en realidad, casi una casa de locos. El mundo surreal que se inventó Gaillard en este corto es una visión diferente de lo que pasaría si los humanos intercambiáramos de lugar con los animales.

El corto que hizo es abiertamente crítico y hasta un poco incómodo de mirar. Pero la realidad que hay detrás de todo ese surrealismo es demasiado penosa como para ignorarla.