Mi hijo no pronuncia la “R”

El idioma español es hermoso y muy variado. ¿Sabías que hay más de 88,000 palabras registradas en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española? ¿Y que tenemos 22 fonemas (sonidos) diferentes?

Muchos de los niños latinos presentan problemas para pronunciar uno o más fonemas a lo largo de su vida, esto es un proceso normal del desarrollo del lenguaje. Cuando empiezan a hablar, entre los 12-24 meses, suelen omitir algunos fonemas, como decir “comia” en vez de “comida” o sustituirlos por otros como “lete” en vez de “leche”, esto es común y en lugar de preocuparnos deberíamos disfrutar esta etapa de la infancia.

El fonema que más trabajo cuesta a los niños pronunciar es la /r/ y curiosamente es uno de los que más utilizamos, por lo tanto se convierte en algo muy notorio en el habla del niño.

Existen dos fonemas para la letra /r/, el vibrante simple (o r suave) como en loro, toro, marino, etc. y el vibrante múltiple como en roca, carretera, rema, entre otras. Ambos tienen el mismo punto de articulación, es decir colocamos la lengua, dientes y boca de la misma manera, la diferencia está en la fuerza con la que hacemos vibrar la lengua.

¿Qué podemos hacer cuando el niño no los puede pronunciar bien?

No importa si el niño la sustituye o la omite, la /r/ es posible de pronunciar si trabajamos algunos de los siguientes ejercicios:

·         Mostrar el punto de articulación

Estos ejercicios nos sirven para que nuestro hijo se dé cuenta cómo debe colocar la lengua, los dientes y la boca para pronunciar bien.

  • Relamerse con la punta de la lengua los labios superior e inferior haciendo un movimiento circular en ambos sentidos.
  • Tocar con la punta de la lengua los incisivos superiores e inferiores (los dientes frontales) por fuera y por dentro alternativamente.
  • Tocar con la punta de la lengua las muelas superiores e inferiores de derecha a izquierda alternativamente.
  • Doblar los bordes de la lengua hacia adentro con ayuda de los dientes frontales.
  • Colocados ante un espejo, aspirar profundamente por la nariz expulsando el aire por la boca y haciendo vibrar la lengua colocada en la parte delantera del paladar mientras pronunciamos /rrrrrrr/

·         Practicar palabras con r

  • Imitar el sonido de transportes de motor como carros, camiones o motocicletas:

rrruuum, rruuuum, rrrrrrrruuuum. Podemos ayudarnos de juguetes para hacer que el ejercicio sea más atractivo.

  • Leer o repetir palabras que contengan el fonema, ya sea vibrante simple o vibrante múltiple:

mira, para, mora, llora, cara, vara, carne, ser.

ropa, raya, rojo, gorro, burro, zorro, jarra, reloj.

Si nos ayudamos de dibujos, pidiendo que los lean, en vez de poner las letras, será mucho más divertido.

·         Completar y construir frases con r

Haciéndolo en modo de adivinanza pedir al niño que complete la frase:

En la playa hay mucha _ (arena)

Los ojos están en la ___ (cara)

La sangre es de color ___ (rojo)

Cuando alguien cuenta un chisme me da _ (risa)

·         Repetir trabalenguas

Para la r vibrante simple:

Un marinero,

en alta mar,

una sirena,

oyó sonar.

Para la r vibrante múltiple:

erre con erre guitarra,

erre con erre barril,

rápido corren los carros,

cargados de rocas del ferrocarril.

O pueden usar otros semejantes que sean populares en el lugar donde vives o que inventen entre tu hijo y tú.

·         Colorear dibujos que contengan el fonema r

Busca dibujos para colorear en libros o internet cuyo nombre contenga el fonema a trabajar, por ejemplo una rosa o un carro. Pide al niño que le de color y mientras lo hace puedes preguntarle ¿Qué coloreas? ¿Qué sonido hace ese dibujo? etc.

Estos ejercicios los puedes realizar una o dos veces por semana si tu hijo es menor de 7 años, pues esta es la edad límite para que un niño sea capaz físicamente de pronunciar el fonema /r/. Si el niño es mayor, puedes hacer estas actividades diario o 4 veces a la semana, dedicando especial atención a los ejercicios que muestran el punto de articulación.

 

Articulo de : Isis Lugo en Familias.com