Incesto: Madre e Hijo se enamoran

incesto


La relación prohibida entre una madre hispana que es identificada como Monica Mares de 36 años y su hijo Caleb Peterson de 19 podrían llevarlos a ambos ala cárcel si un juez los encuentra culpables por el delito de incesto, que los llevaría a una pena de 3 años de cárcel y una multa de 5 mil dólares, en Nuevo México.

Irán a juicio el próximo 16 de septiembre, revelaron medios locales.

Mónica comento a la Corte que ella tenía apenas 16 años cuando se embarazó de Caleb, por lo que al nacer decidió darlo en adopción, y continuo con su vida.

Pero, cuando Peterson cumplió 18 años, la contactó a través de Facebook y convenció a su padre adoptivo en Texas de dejarlo ir a visitar a su madre en Nuevo México. Mares dijo estar muy emocionada de volver a ver a su hijo, y a los pocos días éste decidió irse a vivir con ella.

Los dos admitieron en la Corte haberse enamorado ‘casi a primera vista’. La demanda establece que la pareja sostuvo relaciones sexuales posteriormente de que el joven se mudara a vivir con su madre biológica.

“Caleb admitió haber tenido relaciones íntimas con su madre”, indica la demanda. “El hombre declaró que su madre siempre tuvo mala suerte con los hombres y había estado en distintas relaciones abusivas a lo largo de su vida, por lo que Caleb sintió que era su obligación cuidarla”, indica el documento en la Corte.

Las autoridades descubrieron el romance prohibido tras recibir una llamada anónima después de una disputa doméstica.

La mujer rompió el silencio en una entrevista exclusiva con Daily Mail, y afirmó que está dispuesta a ir a la cárcel por amor a su hijo.

“Si me encierran por amar, entonces que lo hagan. No hay manera de que nos separen, de verdad lo amo. Me duele estar lejos de él”, afirmó.

Mares aseguró que al inicio fue muy difícil para ella luchar contra sus sentimientos, y finalmente, le dijo a su hijo: “Tengo algo que decirte, sé que soy tu madre pero creo que me estoy enamorando de ti”. Afirmó que el hombre le respondió que sentía lo mismo por ella.

“Luego nos besamos, y los besos llevaron a otras cosas”, afirmó. Ahora, la pareja tiene prohibido todo tipo de contacto hasta el día del juicio.