Los beneficios del sexo: ¿sirve para perder peso?

¿El sexo es bueno para adelgazar o bajar esos kilos de más o es un mito que todo el mundo creemos por nuestro propio interés?

Para nadie es un secreto que el sexo es magnifico para la salud. Algunos estudios científicos han demostrado que tiene un efecto protector sobre el organismo, pues además de generar placer es un analgésico natural que reduce el estrés, sube el estado de ánimo, disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, favorece al sistema inmune y mejora la

 

Y es que el tema que más controversia causa. Practicar sexo no deja de ser un deporte, o si no queremos llegar a tanto, lo podemos calificar como una actividad que pone en movimiento a todo nuestro cuerpo.

Intimate Young Couple
Foto Intimate Young Couple

 

También se ha dicho que la actividad sexual equivale a hacer ejercicio y por lo tanto ayuda con el control de peso. Un reciente estudio confirmó que el sexo sí promueve el gasto de energía y que los resultados equivalentes al ejercicio que se hace al caminar.

Para la investigación, un grupo de expertos sobre el tema de la Universidad de Quebec en Montreal, Canadá, reclutó a 21 parejas heterosexuales entre los 18 y 35 años. Todos debían practicar  dos horas de ejercicio a la semana y no tener enfermedades cardiovasculares, diabetes, disfunciones sexuales o limitaciones físicas. 

Los voluntarios que cumplieron los requisitos fueron sometidos en primer lugar a 30 minutos en la caminadora, tal y como lo recomiendan los expertos. De esa forma establecieron el promedio de gasto calórico de cada uno en una sesión tradicional de ejercicio aeróbico.

La segunda etapa del experimento consistió en calcular cuántas calorías quema una pareja mientras mantienen relaciones sexuales. Para ello utilizaron una técnica innovadora. Les suministraron unos brazaletes portátiles llamados SenseWear, los cuales tienen acelerómetros y sensores de temperatura y de piel, que miden el aumento de la conductividad eléctrica en el organismo cuando suda.

Hasta ahora las investigaciones acerca de las relaciones sexuales, como las de Masters y Johnson de los años sesenta, habían sido realizadas en el laboratorio, por lo cual era difícultoso obtener resultados de confianza de una sesión de sexo normal en la intimidad. Por eso este brazalete, que ha sido validado por varios estudios y tiene 92 por ciento de precisión, resultó ideal para tener un cálculo realista. 

Posteriormente de cuatro sesiones de sexo al mes, que duraron en promedio 25 minutos cada una, los expertos comprobaron que los hombres queman alrededor de 101 calorías, es decir 4,2 por minuto, mientras que en el caso de las mujeres el gasto fue de 69 por sesión, o 3,1 por minuto. Las sesiones sexuales de 25 minutos se cuentan desde el momento del juego previo hasta la etapa de descanso después del clímax.

Estas cifras pueden fluctuar dependiendo del tiempo que dure el encuentro y de su intensidad, “pues mientras más se demoren, eliminarán mayor número de calorías. Un hombre del grupo de voluntarios fue capaz de quemar más de 300”, señaló a SEMANA Antony Karelis, coautor del estudio y profesor del departamento de Kinantropología, disciplina dedicada al estudio de las personas en movimiento, en la Universidad de Quebec en Montreal. 

Si bien es cierto que las calorías quemadas en la cama no se comparan con las que se eliminan durante el ejercicio aeróbico –276 en los hombres y 213 en las mujeres–, este estudio demuestra que se puede considerar la actividad sexual como una forma de actividad física de gran importancia, mejor que salir a caminar pero no superior a trotar.

Según Carlos Luengas, cardiólogo de la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV), el sexo, como cualquier otra actividad física, es bueno para la salud debido a que “aumenta la frecuencia cardíaca, mejora el consumo de oxígeno y favorece el metabolismo de las grasas”, dijo a SEMANA.

Las personas que lo practican con frecuencia se benefician con hormonas que se liberan durante el coito, entre ellas las endorfinas. Y aunque no puede equipararse con una hora de natación o un partido de tenis en cuanto al gasto energético, tiene otras connotaciones psicológicas que pueden hacerlo más benéfico y satisfactorio. “No todo es orgánico, sino emocional”, afirma el experto.

Por esa razón el sexo frecuente con una pareja estable es mucho mejor porque ofrece mayor seguridad en el ámbito afectivo. Los mbres o mujeres que se exceden sexualmente o que se involucran con una o más parejas por fuera del matrimonio pueden estar en mayor riesgo de infarto por “el estrés psicológico que produce ese tipo de situación”, señala Luengas. No en vano en el estudio realizado por Karelis y compañía, publicado en la revista PLoS One, las parejas reclutadas debían tener una relación monógama estable de entre seis y 24 meses.

Vía: sexualidad180

Comentarios

  1. Es cierto al dejar de tener relaciones sexuales subimos de peso, y esto lo afirmo, pues desde el 99 deje de tenerlas y empece a subir de peso poco a poco sin q pudiera hacer nada, yo pesaba regularmente 117 a123 libras y las fui perdiendo. Despues tuve un accidente lastimandome varias partes de mi cuerpo, tuve varias operaciones y casi no puedo caminar me duele muc ho mi espalda, cuello y piernas. Como resultado he subido hasta 218 libras q manteniendo un regimen de dietas logro bajar a 192 libras. Pero todo esto es muy estresante para mi y super dificil, porque no me gusto con el peso q tengo y no me gusta como me veo !!!