Mexicana gana medalla de oro en la Olimpiada Europea de Matemáticas

Mexicana gana medalla de oro en europa


La estudiante de preparatoria, Olga Medrano ganó la medalla de oro  en la Olimpiada Europea de Matemáticas llevando a México a la posición 13 dentro de 39 países participantes.

La estudiante de preparatoria en el Estado de Jalisco, se convirtió en la primera mexicana en ganar una medalla de oro en la Olimpiada Europea Femenil de Matemáticas.

En un país como México, donde más de la mitad de los estudiantes tienen un rendimiento bajo en la materia -según la OCDE- el triunfo de Olga y de Alka Xavier Earathu, quien ganó medalla de plata, dan esperanzas de que se puede avanzar en esta disciplina. “El concurso es para niñas europeas, pero hay países invitados, entre ellos México, Japón y Estados Unidos, y nosotras ganamos dos importantes medallas”, dice la jovencita.

 Fueron cuatro estudiantes  quienes conformaron la delegación  representativa de México, estuvieron durante seis días en Busteni, Rumania  para participar en la quinta edición del concurso. Los resultados fueron muy satisfactorios: en el puntaje por países México ocupó el lugar 13 de 39 participantes. El triunfo de las dos estudiantes es muy significativo porque la participación de las mujeres en las olimpiadas internacionales de matemáticas es de entre el 10 y 20% del total de alumnos. Debido a esta baja convocatoria, algunos países europeos como Inglaterra, Turquía y Lexemburgo han decidido impulsar esta olimpiada femenil.

La fascinación por los números la lleva al Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT)

 Olga tiene 17 años y cursa el sexto semestre de preparatoria en una institución privada en la ciudad de Zapopan, en Jalisco (al oeste de México). En junio próximo concluye este grado y está preparándose para partir al Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) donde cursará matemáticas. La adolescente cuenta que ya ha sido aceptada y becada por la institución. “La verdad me emociona mucho estudiar ahí porque también ahí estudia mi hermano. El ambiente es muy bonito porque a la gente le interesa la ciencia en general y podré compartir con personas que tienen intereses similares a mí”, cuenta a el diario El País.

La primera vez que participó en un concurso de matemáticas fue a los 10 años en su Estado. Desde pequeña le han gustado los números y resolver problemas. “Los problemas de matemáticas eran más enigmáticos, más difíciles de resolver, pero más interesantes que cualquier otro ejercicio de otra materia”, recuerda. Además de esta disciplina le gusta dibujar y tocar el piano. Según cuenta su mamá Olga Martín del Campo -de profesión contadora- de pequeña le fascinaba armar rompecabezas. Además siempre se inspiró en su hermano Adán, que también ha ganado preseas en diversas competencias y le ha ayudado a mejorar su rendimiento.

Antes de resolver un problema Olga siempre ve videos que la hagan reír. Ahora que estuvo en Rumania trataba de dormir temprano y escuchar música antes de comenzar la jornada. Durante los días de ejercicios resolvió cuatro ecuaciones y en los otras dos avanzó, pero no los concluyó. “Para resolver esos problemas hay que estudiarlos mucho, además tienes que explicar tu razonamiento para llegar a la respuesta. No importa la rapidez sino el resultado final”, afirma.

Olga es un caso poco común en el estudiantado mexicano. En México el 55% de los alumnos ha tenido un bajo rendimiento en matemáticas, según un informe reciente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El año pasado se dieron a conocer los resultados del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea), un estudio gubernamental, y estos revelaron que los estudiantes de sexto de primaria y tercero de secundaria tienen un bajo aprendizaje en lenguaje, comunicación y matemáticas.

Con información de  El Pais