Popotes comestibles la nueva forma de cuidar el planeta

Debido a la situación actual que vivimos en el planeta, todos los días buscamos maneras para cuidar el medio ambiente, por eso en México se están tomando acciones para erradicar la contaminación a causa del exceso de plástico, en particular el plástico de un solo uso.

Por ello se ha propuesto evitar el uso de popotes, pues no sólo al desecharlos estamos contaminando, en el proceso de fabricación también se requiere mucha energía para producirlos.

Por todo esto, algunas personas tuvieron la iniciativa de hacer un cambio  y buscar el lado positivo a lo que se dieron a la tarea de crear ideas para contribuir al cuidado de nuestro planeta, con la elaboración de popotes comestibles.

Para conocer un poco más de este ingenioso invento, aquí tres ejemplos de los diferentes tipos de popotes comestibles.

Lolistraw

Loliwere creó popetes comestibles hechos por algas marinas, las cuales no causan daños a nuestra salud, al ser comestibles tienen una caducidad de dos años y tiene la capacidad de disolverse en 24 horas al estar en contacto con el agua.

Los popotes Lolistraw  viene en tres sabores diferentes: mango, caramelo y chocolate.

Sorbos

Sorbes es otra alternativa, la cual está hecha por ingredientes naturales, libre de gluten y que dura de 20 a 60 minutos en una bebida, su presentación viene con aroma y en diferentes sabores: chocolate, fresa, lima, manzana, jengibre, neutro, canela y limón.

Cabe mencionar que su sabor no altera el de la bebida y puedes diseñarlos a tu manera, por ejemplo agregar un texto y personalizarlos para un evento.

Popotépetl

La idea surgió a partir de un trabajo escolar que está hecho por una especie de gelatina con base de una alga, es cien por ciento comestible o bien, puede degradarse en un par de semanas.