Probarán en África la primera vacuna contra la malaria

 

 

La primera vacuna probada contra la malaria se probará en tres países de África en el 2018, según ha anunciado la Organización Mundial de la Salud. Se espera que la vacuna ayude a salvar miles de vidas al evitar que los infantes contraigan la enfermedad, que sigue matando a 430.000 personas por año.

“La perspectiva de una vacuna es una noticia conmovedora“, afirma el doctor Matshidiso Moeti, director regional de la OMS en África. “La información recopilada en el piloto nos ayudará a tomar decisiones sobre el uso más amplio de esta vacuna. En combinación con las intervenciones existentes contra la malaria, tal vacuna tendría el potencial de salvar miles de personas en África”.

Los primeros países que recibirán la vacuna será Ghana, Kenia y Malawi, y serán vacunados más de 750.000 niños entre cinco y 17 meses de edad. Mientras que la vacuna ha logrado gran éxito en experimentos de laboratorio, los investigadores no están seguros si esto se traducirá en un control efectivo en el mundo real, por lo que solo se ejecutará en tres países a modo de prueba piloto.

Esto se debe a que la vacuna requiere un programa de tratamiento intensivo. Los que reciban la medicación recibirán una dosis cada mes durante un trimestre y después una cuarta dosis 18 meses después. Es crucial que el paciente reciba las cuatro dosis, ya que la eficacia de la vacuna disminuye significativamente si la última no se administra. Es por esta razón que los profesionales de la salud no están seguros de la viabilidad de dicha vacuna en países tercermundistas.

En sus pruebas, se ha encontrado que el tratamiento completo evita hasta cuatro de cada 10 casos de la enfermedad. Esto, aunque pueda no parecer mucho, calcula que podría traducirse en salvar decenas de miles de vidas. No solo eso, sino que también está pensado que reducirá los casos más graves de malaria hasta en un tercio.

Sin embargo, podría evolucionar si se combina con otras medidas preventivas, tales como las mosquiteras. Esta es otra razón por la cual Ghana, Kenia y Malawi han sido elegidos para esta prueba, ya que estas naciones tienen ya otros programas preventivos en sus regiones, mientras que al mismo tiempo sigue teniendo una alta carga de enfermedad actualmente.

Cada pais decidirá por sí mismo qué región acogerá su experiencia piloto, pero se espera que se priorice aquellas zonas que actualmente tienen las tasas más altas. Se cree que la información recogida por parte de esta experiencia piloto informará a las decisiones posteriores sobre si es o no factible aumentar la vacuna a escalas territoriales más grandes.