Reincidentes en el Cerecito podrían perder su licencia de conducir.

Deben además acreditar entre una semana y un mes sesiones de concientización para recuperar  su vehiculo.

El Centro de Recuperación Cívica Total, Cerecito, cuenta con un programa de seguimiento especial a los conductores de alto riesgo reincidentes, así como diversas sanciones que podrían terminar con la cancelación definitiva de la licencia de conducir.

Sergio Almaraz Ortiz, director general de Tránsito, comentó que el único objetivo que se persigue es evitar accidentes y fatalidades provocados por guiadores alcoholizados, los cuales representan un peligro potencial para sí mismos y terceras personas.

Desde que el Cerecito entró en funciones en el mes de agosto del 2017, se han registrado 159 reincidencias de un total de 7 mil 434 ingresos, lo que representa únicamente un 2.13 por ciento.

Llegar repetidamente a este lugar puede representar un problema de alcoholismo, por lo que se le da seguimiento especial a cada caso a través del Centro de Prevención y Atención de Adicciones (CAPA) y Alcohólicos Anónimos, además de aplicar sanciones más fuertes debido a la peligrosidad del mismo.

De acuerdo con los Artículos 169 a 172 del Reglamento de Vialidad y Tránsito para el Municipio de Juárez, el ciudadano que presente dos ingresos al Cerecito tendrá que permanecer 36 horas en prisión, además de acreditar la asistencia a un centro de adicciones durante una semana para poder recuperar su vehículo.

En el caso de tener tres o más ingresos, la persona deberá acudir un mes a las sesiones de concientización para obtener la liberación de su vehículo, además de ser sujeto a la suspensión o cancelación definitiva de su licencia de conducir.

Es por ello que la Dirección de Tránsito hace un llamado a la ciudadanía para tomar conciencia y beber alcohol de manera responsable, evitando así accidentes que lamentar y protegiendo a la vez la oportunidad de circular por las calles con libertad y legalidad.