¿Sabías que la iglesia católica tiene la cantidad de dinero suficiente para acabar con la pobreza mundial?

¿Sabías que el Vaticano tiene la cantidad de dinero suficiente para acabar con la pobreza mundial?

El Vaticano posee el segundo tesoro en oro más grande del planeta

Con: 7000 millones de liras = 3.500.000.000 Euros. En comparación el valor del tesoro en oro del estado de Italia es de “sólo” 400 mil millones de liras. Esta información fue dada por la revista italiana “OGGI”

Esto fue en el año 1952. ¡Cual será la totalidad de dinero del Vaticano en la actualidad?
¿Cómo llegó el Vaticano a este enorme patrimonio en oro?

El Vaticano juega al póker con grandes reservas financieras en Wallstreet.
Las reservas financieras exteriores del Vaticano se encuentran principalmente centrados en Wallstreet. En total el patrimonio de la central de la iglesia, en acciones y otras participaciones en capitales, en el año 1958 deberían haber alcanzado unos 50 mil millones de marcos alemanes”. Esta cifra, mientras tanto, debe haber crecido probablemente en mucho más de 100 mil millones de Euros.

Las riquezas del Vaticano son incalculables:

En España la Iglesia católica es una gran potencia respecto a inmuebles. Cada pueblo, cada ciudad, posee una catedral o iglesia. Se calcula que el patrimonio está integrado por 100.000 infraestructuras. Esto quiere decir que el 80% del patrimonio histórico artístico nacional pertenece a la Iglesia.

Para muestra, el 70% del suelo habitable de la ciudad vieja de Toledo está en manos de la Iglesia. Y lo mismo puede decirse de Ávila, Burgos o Santiago de Compostela. Nadie sabe la cantidad total del patrimonio eclesiástico. La Iglesia no lo dice, escudándose en el funcionamiento diocesano de la misma (El Mundo, 22.01.02).

El tesoro en oro acumulado por el Vaticano es posiblemente uno de los más enormes del mundo. A los indígenas de América –que fueron matados a millones por este oro– hasta el día de hoy no se les ha devuelto nada.
La Iglesia española es accionista de empresas como Inditex (Zara), Endesa, Banco Popular o Teléfonica. A través de Umasges, la sociedad creada por la cúpula eclesiástica, ésta invierte en Bolsa.

La Santa Sede es propietaria de acciones en la General Motors, IBM y Disney, además es inversora en empresas de alimentación (FOCUS-online). A esto hay que añadir empresas de servicios y de telecomunicación, así como bancos y aseguradoras valoradas en más de 12.000 millones de euros.
La millonaria Iglesia exige al Estado cada año millones de euros en subvenciones:
El Estado español y la Santa Sede firmaron el 3 de enero de 1979, entre otros, un Acuerdo sobre Asuntos económicos de la Iglesia católica española, que contiene su financiación y su exención de impuestos.

Solamente a cargo directo de los Presupuestos Generales del Estado, la Iglesia católica recibió en 2005 la nada desdeñable cifra de 141.469.680 euros.
El gobierno ha decidido hacer un regalo anual a cargo de las arcas públicas y con dirección a las de la Conferencia Episcopal de 35 millones de euros extra, al margen de lo que les correspondería por ley. (El País, 12.11.05).

Existen pocos datos concretos sobre el dinero que percibe la Iglesia de las diferentes administraciones públicas con destino a conservar y mantener su patrimonio (iglesias, catedrales u otros edificios de su propiedad); no obstante, el pasado 17 de noviembre la Cadena Ser hizo público un informe elaborado por la Fundación Caja Madrid en el que se desvelaban los datos del año 2001. La Iglesia había recibido 106 millones de euros fundamentalmente de las arcas de los ayuntamientos en concepto de «conservación de patrimonio».

Mientras muchos centros públicos padecen situaciones penosas, con infraestructuras escasas, masificación, falta de medios, etc., el Estado subvenciona con 2.500.000 euros centros privados de educación que pertenecen a la Iglesia.
El montante total que la Iglesia recibe de las arcas públicas asciende a más de 3.300 millones de euros anuales.
Además de otras ventajas fiscales, la Iglesia no paga IVA en sus compras, ni paga impuesto de sucesiones o donaciones.

Fuentes: Revista Oggi y Ojo sabio