Splenda ha sido oficialmente vinculado al cáncer y debe dejarlo de inmediato

HISTORIA EN BREVE

  • Se observó una cantidad significativamente mayor de tumores cancerosos en los ratones macho alimentados con la sucralosa (Splenda)
  • El riesgo de cáncer aumenta junto con la dosis
  • También, en los ratones machos aumentó significativamente el riesgo de leucemia, especialmente en dosis más altas

Por el Dr. Mercola

Si ha agregado el endulzante artificial sucralosa (marca denominada Splenda) a su alimentación porque la considera una saludable alternativa al azúcar, le están engañado peligrosamente. La investigación del Instituto Ramazzini ha vinculado la popular alternativa al azúcar con el cáncer, específicamente la leucemia.

En el 2012, los resultados fueron presentados por primera vez en una conferencia de cáncer en Londres y solicitaron al Centro para la Ciencia en el Interés Público (CSPI, por sus siglas en inglés) bajar a Splenda de su categoría «segura» a una de «precaución».

Ahora que el estudio ha sido publicado en una revista revisada por pares, el CSPI ha degradado nuevamente a la Splenda, esta vez de la categoría de «precaución» a la de «evitar».

La Splenda Puede Aumentar el Riesgo de Cáncer en los Ratones

Los investigadores alimentaron a los ratones con Splenda desde antes de su nacimiento y continuaron así durante toda su vida. Los ratones fueron alimentados con concentraciones variables del endulzante artificial: 0 ppm (partes por millón), 500 ppm, 2000 ppm, 8000 ppm o 16 000 ppm.

Splenda Se Encuentra en 4 500 Productos

Si desea seguir las advertencias y eliminar Splenda de su alimentación, considere que se encuentra en más de 4 500 productos. Splenda se ha comercializado con elegancia, y es más conocida por su eslogan «hecho con azúcar, por lo que sabe a azúcar».

Se ha ganado la reputación de ser, de alguna manera, más segura que otros endulzantes artificiales como el aspartamo, que es la razón por la que PepsiCo se deshizo del aspartamo en su Diet Pepsi en el 2015 y lo sustituyó con Splenda.

Splenda se convirtió en uno de los endulzantes artificiales más vendidos en los Estados Unidos en un período muy corto de tiempo. Entre el 2000 y 2004, el porcentaje de hogares estadounidenses que utilizan productos con Splenda se disparó de un 3 % a un 20 %. Para el año 2012, Splenda generó ventas de casi US$ 288 millones.

Pero no se equivoque; Splenda está lejos de ser natural, a pesar de que técnicamente comienza como una molécula de azúcar. En el proceso patentado de cinco pasos para hacer sucralosa, se agregan tres moléculas de cloro a una molécula de sacarosa o azúcar.

Una molécula de sacarosa es un disacárido que contiene dos azúcares simples unidos: glucosa y fructosa. El proceso químico para hacer sucralosa altera tanto la composición química del azúcar que de alguna manera es convertida en una molécula de fructosa o galactosa.

Este tipo de molécula de azúcar no se produce en la naturaleza, y por lo tanto su cuerpo no posee la capacidad para metabolizarlo apropiadamente. Como resultado de esta composición bioquímica «única», los fabricantes afirman que Splenda no es digerida o metabolizada por el cuerpo, lo que hace que tenga cero calorías.