hay que cortarle las manos