Adiós eterno año 2016

Carlos Quiñones Columnista


Cada año decimos lo mismo: «este año se fue rápido», creo que este 2016 no ha sido así. Ha sido tan largo que en solo 365 días atraparon a Joaquín «El Chapo» Guzmán, Alejandro González Iñarritu y Emmanuel Lubezki repitieron Oscar, el papa Francisco visitó México, Reino Unido se separó de la Unión Europea (Brexit), murió Juan Gabriel, Prince, Muhammad Ali, David Bowie y Fidel Castro. Llegó la paz a Colombia y el Real Madrid se coronó como el mejor equipo de fútbol del año. También quizá en lo que yo consideraría la noticia del año, y de la década, es la victoria de Donald Trump contra todos los pronósticos en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos. Por cierto este año es el último de Barack Obama; se va un 44 familiar y llega un 45 muy extraño.

12Este 2016 ha sido un año muy largo, tan así es que aun en diciembre personas claves de nuestra infancia y adolescencia siguieron falleciendo a diestra y siniestra. Algo común pero no en cantidad importante de personas que han tocado varias generaciones alrededor del globo terráqueo. Sé que como nunca estamos comunicados, que la información fluye por micro-segundos pero aun así considero este año como el más largo de esta década 2010-2020. Lo siento infinito. Ya se va, ya se fue, no volverá.

Estos últimos 365 días han sido de esos que aun los mejores encuestadores no predijeron sería tan fatal como otros. Guerra en medio oriente, rumores de invasiones, terremotos. Una campaña de odio nacida desde una oficina en Nueva York colocó a los inmigrantes de Estados Unidos en jaque, sobre todo a los mexicanos que han llegado por millones a Estados Unidos y lo han hecho el primer mundo que es. Gran parte de ese peso recae en los inmigrantes que hacen trabajos que nadie mas hace. Las encuestas subían y bajaban como el dólar en México que cruzó la barrera psicológica de los 20 pesos. En un año que se prometió no subiría la gasolina si subió y el 2017 pinta para que suba aun más aunque el precio será determinado por región y según costos logísticos de Pemex.

2016 será recordado como el año que soñamos con que México lograría muchas medallas en Brasil o con que podíamos ganar la Copa América Centenario en nuestra segunda casa, Estados Unidos. Recibimos una goleada histórica de esas que se ven solo cada 50 años. Muy mal año para nuestros deportistas y para nuestro fútbol. El América lo pudo ganar todo y no ganó nada. Tigres fue un digno campeón de la final navideña y al menos una alegría ha recibido los que residen en tierras regiomontanas. Las redes sociales hicieron famosos y famosas de norte a sur dejando en claro que desde ahí se generan muchas de las noticias que luego logran acaparar titulares en páginas de internet o en los periódicos del siguiente día que para cuando llegan a las casas si se tiene internet ya es noticia vieja. Así de rápido fluye la información y lo novedoso se vuelve obsoleto en horas.

Se va el año, o ya de plano se fue, y nos queda un sabor un poco amargo del cual deja resaca de días que se hilvana con otro que nos recibe con los brazos abiertos y su ya típica cuesta de enero. Un año muy movido en cuanto a información, ladies and lords, en cuanto a muertes y una economía que sube y baja como el dólar, como el elevador, como los aviones que se caen y nos avisan de desgracias que aunque sean lejanas las sentimos como nuestras. Año de inmigrantes y refugiados buscando donde empezar de nuevo. El 2016 nos deja algo para rescatar: lo sobrevivimos. Si así fue ya es ganancia y esto nos prepara para un 2017 lleno de retos y nuevas aventuras. Felices fiestas The Juarez Times.

Twitter, Instagram, Snapchat, Periscope: @sabio28

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *