Reconstrucción de himen: ¿Es posible que una cirugía devuelva la virginidad?

¿Es posible que una cirugía devuelva la virginidad?

Un himen roto se asocia a la pérdida de la virginidad en muchas culturas, algunas mujeres se preocupan por este tabú y suelen considerar la cirugía de reconstrucción de himen.

Esta intervención es conocida como himenorrafia.

La verdad es que aunque se cosa el himen, no garantiza que la mujer sangre la próxima vez que tenga relaciones sexuales.

De hecho, todo el concepto de que si una mujer no ha tenido penetracion vaginal sangrará la primera vez, es una falsa concepción.

La mitad de las mujeres no sangra en su primera vez. 

La leyenda cuenta que solo las mujeres con hímenes intactos son vírgenes, y que si está roto, no. Pero no siempre es así.

El himen se puede romper por varias razones además del sexo -ejercicio, lesión e incluso por usar tampones.

Así que es ilógico que haya tanto alboroto con el himen cuando ¡aún estando completamente intacto, no es símbolo de virginidad!

No representa ningún beneficio para la salud

‘Virginidad 2.0’ es la razón por la que algunas mujeres quieren someterse a esta cirugía.

Sin embargo, la cirugía sirve también para otros propósitos. La himenorrafia es simplemente una cirugía para reparar el himen, y se logra cosiéndolo.

Es una cirugia plastica  que se puede realizar por razones meramente cosméticas.

La cirugía por sí sola no aporta ningún beneficio probado para el cuerpo. Al igual que el apéndice, la ruptura del himen tiene mínimas consecuencias sobre la salud de la mujer.

Existen alternativas

Una reconstrucción de himen no es la única forma de sangrar de nuevo. También hay píldoras que ayudan a sangrar de nuevo.

Pero piénsalo, parece una locura tomar píldoras para sangrar ¿cierto? Casi siempre las tomaríamos para dejar de sangrar.

Esto tal vez nos revela algo importante: no hay nada sagrado en la virginidad, que no aporta ni quita nada a una vida sexual saludable y, finalmente, reconociendo el derecho de la mujer a decidir lo que hace con su cuerpo.

Puede tener complicaciones

La mayoría de efectos secundarios del procedimiento, como posibles infecciones, dolor y otras molestias no suelen durar mucho.

Pero en ocasiones, las complicaciones de largo plazo como hacer más angosta la vagina pueden continuar, volviendo difícil o casi imposible la penetracion.

No es legal en todo el mundo

Las cirugías de reconstrucción de himen son ilegales en muchos países. Aunque en Latinoamérica son legales, están prohibidas en muchos países del Medio Oriente y Golfo.

Irónicamente, el que la mujer sangre durante su primera experiencia sexual se considera más importante en estas culturas que en otras.

Aparte de su legalidad, tampoco todos las consideran moralmente correctas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *